sábado, 23 de junio de 2018

La irresponsabilidad e ilegalidad de Page, su Consejero y Secretaria


La irresponsabilidad e ilegalidad de Page, su Consejero y la Secretaria General


LUIS DÍAZ, SOCIO DE HONOR DE APAM-CLM Y EXPRESIDENTE DE AEAFMA HABLA EN EL PROGRAMA LA VENTANA INDISCRETA DE RADIO LAS PALMAS SOBRE LA INSTRUCCIÓN QUE IMPIDE A LOS AGENTES MEDIOAMBIENTALES DENUNCIAR DELITOS ANTE JUECES Y FISCALES.


Luis Díaz Villaverde habla como acostumbra a hacer, sin pelos en la lengua, esta vez para una radio canaria, lo hace en su propio nombre pero suscribimos sus palabras una por una.

Se cumple un mes de la agresión del Gobierno de Page a la justicia, representada en la obstrucción a los agentes medioambientales. Un mes desde que todos los agentes castellano manchegos recibiéramos, vía correo electrónico, una instrucción que nos impide denunciar los delitos contra el medioambiente ante los únicos órganos competentes para evaluarlos,  los jueces y fiscales.

Tras la forzada reunión celebrada una semana después de dicha recepción, en la que se acordó un texto consensuado por toda la parte social y la Administración, dicha instrucción sigue vigente sin modificación alguna. Este "decretazo",  como así lo describe la propia periodista María Montero, sin precedentes en 140 años de historia del colectivo, supone extender una alfombra roja de impunidad a los delincuentes que cometan delitos tan graves como el de incendio forestal o que envenenen nuestra fauna amenazada.

Según esa instrucción ilegal, documento interno de carácter meramente organizativo que contraviene a una Ley Orgánica, los efectivos del Cuerpo de Agentes Medioambientales no deberían, ya que serían expedientados disciplinariamente, levantar un cadáver presuntamente envenenado, tomar muestras de un vertido contaminante a un río y ni siquiera podrían acceder al área de inicio de un incendio forestal cuando se encuentren investigando las causas y los causantes del mismo. Para que nuestros lectores lo vean mas claro, es como si el Gobierno de García Page impidiera a un médico auxiliar a un enfermo o a un profesor velar por la educación del alumnado.



martes, 29 de mayo de 2018

Agentes Medioambientales interponen varias denuncias a dos pescadores furtivos en la provincia de Guadalajra.

Agentes Medioambientales interponen varias denuncias a dos pescadores furtivos en la provincia de Guadalajara.

Realizando un servicio rutinario de vigilancia de pesca, en un tramo de aguas trucheras caracterizado por el requisito obligatorio de liberación inmediata de los ejemplares capturados de trucha común,  los Agentes Medioambientales de la JCCM tras identificar a los dos pescadores y la inspección de los aparejos con los que estaban realizando la actividad, constataron que estaban empleando anzuelos con muerte (pequeño saliente que tiene como misión dificultar que se libere el anzuelo una vez trabado). Durante el registro de las pertenencias de los pescadores localizaron que uno de ellos guardaba tres ejemplares de trucha común. 


Los pescadores furtivos se enfrentan a dos sanciones, una por la tenencia o uso de cebos no permitidos y otra por poseer mas ejemplares de los permitidos, en este caso el cupo es cero. Las sanciones podrían ir desde los 501 € hasta los 6.000 €.


La trucha común debido a su alto valor deportivo y ecológico junto a la sensibilidad a su aprovechamiento se encuentra declarada como especie de interés preferente desde el año 1994. En la actualidad la Junta con el apoyo de lo Agentes Medioambientales ha estado realizando censos mediante pesca eléctrica, control de frezaderos (zonas de reproducción) y seguimiento de temperatura del agua mediante instalación de termógrafos. Estos datos del estudio servirán para redactar el Plan de Gestión de la especie que ya está en fase de borrador y donde se establecerán las tipologías de los diferentes tramos trucheros.

Se recuerda que según la Orden 45/2018, de 26 de marzo, de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, de Vedas de Pesca de 2018 ,en aguas de alta montaña solo se autoriza el empleo de moscas artificiales y cucharillas con anzuelo simple. Y en aguas de baja montaña, además de los anteriores, se autoriza el empleo de señuelos artificiales provistos de anzuelos simples. En ambos casos sin arponcillo (muerte) o con el mismo inutilizado.

Los Agentes Medioambientales en pro de la prevención recomiendan a los pescadores que se lean cada año la Orden de Vedas y presten atención a las excepciones que se establecen en la misma para cada tramo. Y recuerdan que en caso de duda, respecto a la normativa, se pueden dirigir para aclararla a los efectivos con los que coincidan en el medio natural durante su patrullaje o en las dependencias de estos.



jueves, 24 de mayo de 2018

EL CONSEJERO DE AGRICULTURA VUELVE A MENTIR Y SE PONE A SÍ MISMO EN EVIDENCIA

EL CONSEJERO VUELVE A MENTIR Y SE PONE A SÍ MISMO EN EVIDENCIA

CON SU RESPUESTA, ARROYO RECONOCE QUE INDUCE A INCUMPLIR LA LEY Y LAS DIRECTRICES DE LA FISCALÍA GENERAL DEL ESTADO

Tras las declaraciones vertidas por el Consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, realizadas en respuesta a la Asociación Profesional de Agentes Medioambientales de Castilla-La Mancha tras nuestra  nota de prensa, vemos interesante hacer pública la postura de la Fiscalía General del Estado, a través de la Fiscalía Coordinadora de Medio Ambiente y Urbanismo, ante esta cuestión, que ya en su día le fue planteada y sobre la que se pronunció.





Como puede verse en dicho informe, los efectivos del Cuerpo de Agentes Medioambientales, como integrantes de la Policía Judicial y por lo tanto auxiliares de Jueces y Fiscales, tienen el deber inexcusable de comunicar a los mismos y con premura los hechos delictivos de los que tengan conocimiento. Estando habilitados, además, para efectuar las primeras diligencias de prevención según establece la Ley de Enjuiciamiento Criminal y la Ley de Montes (artículo 58). Esto es,  la comprobación del delincuente, dar protección a los perjudicados, custodiar las pruebas del proceso o detener a los posibles sospechosos.

De esta manera el Consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarollo Rural demuestra que vuelve a mentir públicamente, poniéndose a si mismo en evidencia ante tan patente desconocimiento de la normativa, seguramente por la deficiente asesoría de la que se rodea, perjudicando la seguridad medioambiental de toda la ciudadanía de Castilla-La Mancha.

Y es que la Consejería del Sr. Arroyo se empeña en obstruir la labor de los agentes medioambientales, haciéndolo precisamente mediante el ataque a sus competencias en los casos mas graves y delicados; como puedan ser los delitos de incendio forestal perseguidos por las BIIF, Brigadas de Investigación de Incendios Forestales, ahora que  precisamente en breve comienza la época de alto riesgo de incendios forestales; también los posible delitos que persigue la UNIVE, Unidad de Investigación de Venenos; o los delitos relacionados con la calidad ambiental, como pueden ser los vertidos al río Tajo, los vertidos de amianto del polígono de Toledo, los neumáticos de Seseña o el incendio de la planta de residuos peligrosos de Chiloeches, donde actualmente hay siete altos cargos de este gobierno imputados.

No entendemos qué intereses o de quienes puede estar defendiendo el Consejero cuando intenta cercenar la capacidad y obligación de unos funcionarios públicos para perseguir estos delitos, que tanto preocupan, alarman a la sociedad y que en muchos casos provocan un daño irreparable afectando incluso a la salud pública y poniendo en grave riesgo el patrimonio medioambiental de Castilla-La Mancha.

Y es que de dar cumplimiento a esta nueva instrucción, actualmente distribuida a los agentes, estos ya no podrán ni recoger pruebas e indicios sobre el terreno ni trasladar sus atestados al juzgado como se venia haciendo hasta ahora. Es decir, se nos convierte en meros espectadores del delito con las mismas posibilidades a la hora de poder abordarlo que cualquier ciudadano de a pie. 

miércoles, 23 de mayo de 2018

La Junta de Castilla-La Mancha intenta impedir las denuncias judiciales de los efectivos del Cuerpo de Agentes Medioambientales


La Secretaria General de la Consejería de Medio Ambiente de C-LM emite una instrucción para impedir a los agentes medioambientales denunciar ilícitos penales contra el medio ambiente ante jueces y fiscales

APAM-CLM pide su inmediata destitución al Consejero
TOLEDO, 23 de mayo de 2018. La Asociación Profesional de Agentes Medioambientales de Castilla-La Mancha solicitará formalmente al Consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural el cese de la Secretaria General de esta Consejería, Dª Juana Velasco Mateos-Aparicio.


​La solicitud de cese llega después de que la Secretaria General haya emitido una instrucción a todas luces ilegal que impide a los Agentes Medioambientales denunciar delitos contra el Medio Ambiente ante Juzgados y Fiscalías, tal cual se venía haciendo al ser esta una obligación propia del cargo que desempeñan los Agentes Medioambientales y de su cometido como Policía Judicial genérica.
​Resulta especialmente lamentable e incomprensible que el Gobierno de Castilla-La Mancha esté realizando para con los Agentes Medioambientales una gestión continuista de la llevada a cabo por el ejecutivo de Mª Dolores de Cospedal, la misma atrocidad que pretendía el PP en la pasada modificación de la Ley de Montes estatal es lo que pretende ahora el PSOE en Castilla-La Mancha. Dicha gestión, que parece más centrada en beneficiar la delincuencia medioambiental en nuestra región que en ponerle coto permitiendo el normal funcionamiento de la Administración, prohíbe a los Agentes a través de dicha instrucción ejercer una de sus más importantes atribuciones, denunciar presuntos delitos medioambientales y ponerlos en conocimiento de la Justicia.
 Desde la Consejería de Agricultura ya se había llegado al extremo de abrir expedientes disciplinarios contra aquellos Agentes Medioambientales que ponían en conocimiento de los Juzgados presuntos ilícitos penales. Algo insólito teniendo en cuenta que la obligación de comunicar cualquier ilícito penal del que se tenga conocimiento se atribuye a cualquier ciudadano.
 La Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural intenta de esta forma llevar a cabo lo que no fue posible concretar a través de Ley de Montes nacional, cuando precisamente se intentó cercenar las facultades de los Agentes Medioambientales en la persecución de ilícitos penales, hecho que movilizó a todo el colectivo, ONG`s conservacionistas y a gran parte de la sociedad.

Se trata de una instrucción ilegal
La instrucción enviada a todos los Agentes Medioambientales es a todas luces ilegal e incita a éstos a la dejación de funciones o la omisión del deber de perseguir delitos, cometido éste obligatorio para todos los funcionarios de Policía Judicial, tal cual establece la Ley de Enjuiciamiento Criminal en su artículo 282:
“La Policía Judicial tiene por objeto y será obligación de todos los que la componen, averiguar los delitos públicos que se cometieren en su territorio o demarcación; practicar, según sus atribuciones, las diligencias necesarias para comprobarlos y descubrir a los delincuentes, y recoger todos los efectos, instrumentos o pruebas del delito de cuya desaparición hubiere peligro, poniéndolos a disposición de la autoridad judicial.”
Del mismo modo, el artículo 284. 1 establece que:
“Inmediatamente que los funcionarios de la Policía judicial tuvieren conocimiento de un delito público o fueren requeridos para prevenir la instrucción de diligencias por razón de algún delito privado, lo participarán a la autoridad judicial o al representante del Ministerio Fiscal, si pudieren hacerlo sin cesar en la práctica de las diligencias de prevención. En otro caso, lo harán así que las hubieren terminado.”

Cabe destacar que la Sala Coordinadora de la Fiscalía de Urbanismo y Medio Ambiente ya abrió Diligencias Informativas por este mismo asunto contra la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en las cuales se hacía patente que la forma de proceder de la Policía Judicial es la que se encuentra establecida a través de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, y que la modificación de tal procedimiento no es competencia de esta Administración. La pretendida instrucción obstruye la obligación y atribución de estos Agentes de poner en conocimiento del órgano judicial competente cualquier presunto ilícito penal del que tengan conocimiento. Cabe destacar que es la Fiscalía y los órganos judiciales los competentes para determinar si unos hechos son o no un ilícito penal. Lo que se pretende con dicha instrucción es que las delegaciones provinciales de la Consejería ejerzan de filtro para los atestados presentados por los Agentes Medioambientales, de modo que un indeterminado número de los mismos jamás llegaría a ponerse en conocimiento de la Justicia.
Desde APM-CLM se ha dado traslado inmediato a esta Fiscalía de la nueva instrucción emitida que dificulta a todas luces la lucha contra la delincuencia medioambiental en Castilla-La Mancha.


Movilizaciones inminentes
APAM-CLM y agentes sociales ya han establecido contacto para, además de las medidas legales a adoptar, valorar la posibilidad de movilizaciones inminentes antes y durante la campaña de incendios forestales, en la que, por otra parte, se verá favorecida la impunidad de los incendiarios al verse limitadas las capacidades de actuación de las Brigadas de Investigación de Incendios Forestales (BIIF).

La ciudadanía de Castilla-La Mancha tiene el derecho a contar con un Gobierno realmente implicado en la protección de su Patrimonio Medioambiental y no en la adopción de medidas en contra de aquellos que lo protegen y a favor de aquellos que mayor daño le causan. Es más, se podría dar la paradoja de que por unos mismos hechos dependiendo del cuerpo policial que los denuncie podría resolverse mediante una sentencia condenatoria por la vía penal o mediante una mera sanción administrativa. Lo anterior va en contra del principio de igualdad de trato a todos los ciudadanos.

viernes, 23 de marzo de 2018

Observación. Momentos faunísticos de un agente medioambiental: las mantis.


Empiezo a escribir esto a mediados de diciembre, mientras espero a unos señores del INIA, que vienen periódicamente a medir parcelas de pinar: diámetros, crecimientos, regeneración... cada loco con su tema, como siempre. Son las 9 de la mañana y ha helado un poco, un par de grados bajo cero. El caso es que, mientras acuden, con los ojos en modo macro y la cámara en la mano me pongo a buscar alguna foto bonita, telarañas y hierba helados, ya sabéis... apartando una espiga, algo se mueve entre el pasto, junto a mi mano, pero no lo veo a la primera. Después de unos segundos, otro balanceo... y ahí está: es una ninfa de Empusa. Ya se que me enrollo como una persiana, pero ella (es una hembra) es mi motivación para escribir está nota sobre los Mantodea ibéricos.

Empusa

Me gustan las mantis desde siempre: desde el miedo de la infancia (los chicos mayores decían que eran venenosas, lo que las hacía más fascinantes a mis ojos), a las sesiones de fotos, pasando por las "investigaciones" en las bibliotecas de la era pre-internet y los pocos libros que uno podía encontrar y comprar. Bendita Chinery. En fin, las mantis tienen muchas cosas que las hacen objetivamente interesantes: insectos llamativos, de tamaño mediano-grande, cazadores implacables, la “leyenda negra” del tema reproductivo... y luego está mi subjetividad: me parecen de los insectos más bonitos y perfectos. Sé que es una chorrada, todo ser vivo es perfecto, y si no lo es, se extingue. Pero qué le voy a hacer, uno tiene sus preferencias. Y no deja de ser curioso; taxonómicamente, Mantodea es un suborden dentro del orden Dictyoptera. En español, que los parientes más cercanos a las mantis son las cucarachas, posiblemente unos de los bichos menos atractivos para la mayoría de las personas.

Hay, además, una gran ventaja para su estudio: quizá sea la familia de invertebrados con menos especies en nuestra Península; son 9 géneros con una especie cada uno, y 1 género con 5, 14 especies en total. Y con caracteres distintivos más o menos claros, así que vamos a poder identificar la mayor parte de las mantis que veamos.

                Todas ellas son especies más o menos termófilas. De hecho, de las más de 2000 especies reconocidas, sólo unas 18 llegan al sur y centro de Europa; de ahí la “escasez” de especies que comentaba antes, es simplemente porque estamos cerca del límite septentrional de la distribución del suborden. En principio, los pastizales con matorral son el hábitat idóneo para todas ellas, aunque luego cada una se encuentra más a gusto en los pequeños micro-hábitats que se generan: como son predadores, seleccionan las zonas donde encontrar a sus presas potenciales. Las especies más grandes buscan zonas de pasto (son cazadoras activas, depredan sobre bichos casi de su tamaño, incluyendo ortópteros), Empusa las zonas de matorral bajo (a pesar de ser grande, no es muy poderosa, y su presa típica son los dípteros), Apteromantis los tomillares, Rivetina zonas más cálidas, con matorral más denso y adelfares…

A priori podemos diferenciar entre mantis grandes y pequeñas, siendo las grandes más “facilonas”. La mayor en tamaño y peso es Sphodromantis viridis, que suele ser verde y tiene un ocelo blanco en la mitad anterior de las tegminas (así se llaman el primer par de alas, membranosas pero algo coriáceas, que protegen al segundo par, que son las que utilizan para volar; el equivalente a los élitros en los coleópteros, vamos). Las hembras alcanzan los 9 cm de largo, mayor que cualquier otra mantis, y los machos miden hasta 7 cm con lo cual sí solapan con otras mantis, aunque la mancha blanca de las tegminas hace a la especie inconfundible... Esta es la especie grande más termófila, de distribución principalmente norteafricana y en el sur de la Península Ibérica, aunque cada vez es más frecuente en la zona centro. Lo cierto es que los machos son voladores ágiles y pueden hacer grandes desplazamientos, pero las hembras tienen restringida la movilidad, son tan pesadas que casi no pueden volar. Y, aun así, cada vez se las ve más al norte. ¿Han colonizando la Península recientemente? ¿Les está ayudando el “cambio climático”, sea lo que sea lo que signifique eso? ¿Llevan aquí más tiempo, y es solo que ahora hay más ojos mirando? Una cuestión digna de estudiarse…

Las dos siguientes en tamaño son Mantis religiosa y Empusa pennata, alcanzando las hembras los 7 cm y los machos algo menos. Mantis es la típica mantis, verde o parda, sin ningún ocelo en las tegminas, y tórax claramente más corto que el abdomen, que es liso. Da la impresión, sobre todo las hembras, de ser un bicho fuerte, macizo, al contrario que Empusa: alargada, delicada, tórax delgado y casi tan largo como el abdomen, que presenta varias protuberancias en cada segmento. También es parda o verde, y el macho tiene una "cresta" cónica en la cabeza y largas antenas plumosas; en la hembra la cresta y las antenas son más pequeñas.

Hay otras tres mantis algo más pequeñas pero aún llamativas: Iris oratoria, Rivetina baetica, y Pseudoyersinia paui; Iris es verde, pero se distingue muy bien porque el ala posterior está coloreada con un ocelo muy llamativo, azul y rojo, y en cuanto se mosquea lo enseña para disuadir. Ribetina también tiene ocelos en las alas posteriores, y los enseña cuando se la molesta, aunque son mucho menos llamativos. Es parda, más mimética, y el pronoto (la parte delantera del tórax) tiene el borde aserrado, se ve bien con lupa. Además la hembra tiene tegminas y alas truncadas, que sólo cubren la mitad del abdomen. En cuanto a Pseudoyersinia, es parecida a Mantis religiosa, más pequeña, y parece ser que está restringida a zonas mediterráneas litorales en Castellón y Tarragona. Nunca la he visto, y tampoco puedo dar muchas referencias sobre ella…

Esas eran las grandes. Las pequeñas son Perlamantis alliberti, Geomantis larvoides, Apteromantis aptera, y cinco del género Ameles.

Apteromantis aptera no tiene alas, ni esbozo visible de las mismas, pero lo compensa dando saltos, parece un saltamontes entre el pasto; es verde liso y de apariencia delgada, aunque lo más llamativo es la cabeza: con la mandíbula afilada hacia abajo y los ojos terminados en punta, y la "frente " escotada, tiene forma clara de V si la miramos de frente. Es la única mantis que está incluida en el CREA de Castilla-La Mancha, aunque no creo que esté realmente amenazada. Lo que pasa es que es endémica de la Península, y me da la impresión de que los primeros muestreos subestimaron la población.

Perlamantis alliberti es, quizá, la mantis "menos mantis" de todas: pequeña, parda, las alas casi transparentes que cubren totalmente y sobrepasan el extremo del abdomen; el tórax muy corto y el primer par de patas sin espinas... pues eso, "menos mantis".

Geomantis larvoides es exactamente eso, larvoide, con forma de larva. Esbozos alares, pequeña, Parece una ninfa de alguna otra mantis mayor, sobre todo de Ameles. Pero si nos fijamos en el tórax, en Geomantis es más ancho en el tercio delantero, mientras que en las Ameles es más ancho en el centro.

Y las Ameles... para  identificarlas hay tres "grupos": por un lado, A. spallanziana tiene los ojos en punta, parecidos a Apteromantis, aunque Ameles spallanziana sí tiene alas: perfectamente desarrolladas en el macho, gran volador, y esbozadas pero bien visibles en la hembra, que además tiene el abdomen engrosado y generalmente curvado hacia arriba. Por otro lado, en Ameles decolor los ojos son redondeados, el macho tiene alas y es buen volador y la hembra con esbozos alares, aunque no tiene el abdomen engrosado. Y, para terminar, Ameles assoi, A. nana y A. picteti, muy parecidas entre sí y con los ojos en punta terminados en una pequeña “espina” llamada mucrón. La determinación de estas tres especies se la dejo a los especialistas.

Aunque no tienen mucho valor, os adjunto dos pequeñas claves que he elaborado, por si os ayudan a identificar lo que veáis por el campo; hablan solo de adultos… las ninfas son otro cantar, aunque siempre se parecen a los adultos. Además. He excluido a Pseudoyersinia paui, ya que no la conozco bien y tampoco he podido encontrar ningún carácter distintivo para determinarla:

CLAVE MANTIS GRANDES:
1-        Tegminas con un ocelo blanco, verde, grande, poderosa – Sphodromantis viridis.
Tegminas sin ocelos – 2
2-        Borde del tórax dentado, mimética, la hembra con las alas truncadas – Rivetina baetica.
Borde del tórax liso – 3
3-        Alas posteriores con ocelo coloreado – Iris oratoria
Alas posteriores semitransparentes, sin ocelos – 4
4-        Tórax fino, casi tan largo como el abdomen, cresta cónica – Empusa pennata
Tórax macizo, de la mitad de longitud que el abdomen, ocelo negro en la base de las patas delanteras – Mantis religiosa

CLAVE MANTIS PEQUEÑAS:
1-        Sin alas ni esbozo de las mismas, ojos en punta – Apteromantis aptera.
Con alas, o esbozos alares – 2
2-        Tórax corto, patas delanteras pequeñas y sin espinas – Perlamantis alliberti.
Tórax de más del doble de largo que de ancho – 3
3-        Tórax más ancho junto a la cabeza – Geomantis larvoides.
Tórax más ancho cerca del centro – 4
4-        Ojos terminados en punta, pero sin mucrón; si hembra, abdomen engrosado y curvado – Ameles spallanziana
Ojos redondeados; si hembra, abdomen “normal” – Ameles decolor
Ojos terminados en punta, con un pequeño mucrón – 5
5-        …cajón de sastre, con Ameles assoi, A. nana y A. picteti.

En cuanto a fenología, todas son muy similares. Son Exopterygota, es decir, no pasan por fase pupal (no hay metamorfosis, ni capullo), así que desde que salen del huevo son muy parecidas a los adultos. Al final del verano y en otoño las hembras ponen una o varias ootecas, estructuras espumosas que se endurecen y protegen los huevos (varias decenas a varios cientos) en su interior. Pasan el invierno en forma de huevo, a salvo del frío y la intemperie. En primavera, emergen las ninfas y comienzan a buscarse la vida desde el primer momento, depredando sobre cualquier insecto pequeño que se les ponga a tiro. A lo largo de la primavera y verano van creciendo y madurando, y a mediados de verano ya pueden verse adultos. El cortejo no es muy elaborado: se basa en que el macho tiene que acercarse a una hembra agresiva y no muy dispuesta, y acoplarse a ella sin que se lo coman. Una vez que ya se ha acoplado, y empieza a bombear esperma, lo demás no importa: a la hembra, lo que más a mano le pilla es la cabeza, así que suele decapitarlo y empezar a devorarlo mientras aún sigue fecundándola… así que el macho es doblemente útil: fecunda a la hembra, y la alimenta, energía que se empleará en huevos, ootecas, y en definitiva, en que la especie perdure. Aunque lo cierto es que solo en las especies más grandes es común que la hembra decapite y se coma al macho, por ejemplo en las Ameles y en Empusa no se da este “canibalismo sexual”. Y después, ootecas y vuelta a empezar. Si el invierno es suave, algunos individuos (sobre todo hembras) pueden sobrevivir escondidos y alimentándose los días soleados, aunque no deja de ser una prórroga estéril: no verán una nueva primavera.

Antes he mencionado que pasan el invierno en forma de huevo. Eso es cierto para todas las especies menos una, la que da origen a esta nota, y cierra el círculo: Empusa pennata. Los adultos se encuentran a finales de primavera, con las primeras cópulas al principio del verano, y las ninfas emergen en verano y otoño, así que pasan el invierno refugiadas en la parte baja del pasto y los matorrales. Los días soleados suben a la parte alta del pasto, y aprovechan cualquier bicho pequeño que se les acerque, aunque en invierno no hay mucho que rascar. Siempre me ha parecido extraña esta adaptación: que un bicho termófilo se la juegue de esta manera, en una zona en la que los inviernos, sin ser duros, tienen días y semanas muy cabritos, es cuanto menos admirable. Afrontar el frío y la falta de alimento, para una criatura tan pequeña, ha de ser duro. Seguro que mueren la mayor parte de las ninfas: pisoteo de los ungulados en el pastizal, predación de insectívoros, heladas severas... ¿Ventajas? También: en cuanto llegan los primeros atisbos de primavera, las ninfas que quedan están preparadas para aprovechar la emergencia de la vida: dípteros, ortópteros, pequeños lepidópteros… cuando las ninfas de las otras mantis salen de su ooteca y empiezan a buscarse la vida, ¿a quién creéis que se encuentran? Entre otras, a las ninfas de Empusa. Con hambre atrasada de todo un invierno.

La Vida es maravillosa.